Dando buen uso a las nuevas tecnologías

En el mundo tecnológico donde nos encontramos, nos guste o no, uno no pude dejar de preguntarse dónde realmente vamos a llegar con todo esto. ¿Tiene límites la mente humana, y los inventos revolucionarios que puede llegar a crear? Se empieza a pensar que, si esto no es la situación, puede estar muy cerca. Imagina, por ejemplo, lo que ha cambiado en nuestra vida en sólo 50 años, cómo ha cambiado todo, y sin que nadie nunca hubiera tenido la más mínima idea de que llegáramos hasta aquí. ¿Y lo que nos espera? Pues aunque se puedan hacer previsiones, seguramente hay muchas cosas que se nos escaparán, incapaces de hacernos siquiera una imagen cercana.

Pero, ¿qué sector será el más beneficiado de todos estos avances tecnológicos? Bien, muchas voces apuntan a la NASA, la exploración del espacio, el descubrimiento de nuevos planetas…, mientras otras quieren ser más prácticas y terrenales y fijarse en asuntos como la alimentación o la medicina. Pero… por mucho que pese, resulta que hay estudios que reflejan que el porno se reinventa gracias a la tecnología, y que ante cualquier avance en la misma, es justamente este sector el que parece adaptarse perfectamente a él y sacar beneficios, “pingües” beneficios, podríamos decir. Y es que el porno se ha adaptado a todo: planfletos, folletines, libros y cómics editados, televisión, y por fin su territorio preferido, internet. Desde que entró en la web, se ha convertido en el rey indiscutible del cotarro, adaptándose a todo lo que salía, e incluso fue uno de los primeros campos donde funcionó el chat y la videoconferencia, gracias a las webcams porno. Vamos, que no hay nada que no haya sabido aprovechar, y que para colmo no le haya funcionado de fábula.

Pero a todo esto, no puede decir que el mundo del porno online no haya arriesgado ni haya hecho grandes inversiones en su sector, así que ¿cómo puede ser que este bien de lujo no cueste una pasta gansa? Pues bien, incomprensiblemente, cada vez disfrutamos de mayor cantidad de porno gratis. De hecho, cada vez más webs porno, con más recursos, servicios y cantidad de productos, aparecen por doquier, y aquellas que por casualidad pedían cualquier cantidad por un concepto en concreto, lo han dejado de hacer o han bajado considerablemente los precios. Claramente, sacan sus ingresos de otra parte, como de una publicidad que también se vale de las últimas tecnologías virtuales para rentabilizar sus ingresos; en fin, es todo un negocio muy bien armado, que llega al público en un formato tan atractivo como numeroso y barato, ¿qué más se puede pedir?

La industria del ocio para adultos, de la que la pornografía a través de internet es la reina, siempre se beneficia de las tecnologías que la red proporciona, como no podía ser menos. Hay por ahí mucho interesante que no acepta ser consumidor de porno, son muy dignos y ellos no echan mano de esas formas burdas de entretenimiento; por desgracia para ellos, las cifras no dejan duda de la cantidad de visitantes virtuales que el porno tiene en la red, ni la de ventas o alquileres de contenido adulto totalmente relacionado con la pornografía. Bien, podemos mirar hacia otro lado o hacernos como el que no va con nosotros, pero esto sólo demuestra una cosa: ante viajes espaciales o milagros científicos que nos podrían catapultar a una forma de vida que ni siquiera imaginamos, resulta que nos enganchamos a la forma de ocio más antigua del mundo y también la que nos pilla más a mano porque es inherente a nuestra naturaleza: el sexo. Y oye, va a resultar que no nos va tan mal…

 

Pifias de la tecnología moderna

En los últimos treinta años, la nueva tecnología nos ha traído nuevos productos increíbles. El ritmo vertiginoso de la innovación obligó a muchas empresas tecnológicas a asumir grandes riesgos; algunas veces, estas ideas se adelantaron a su tiempo, y la gente simplemente no estaba preparada para ello. Dicen que quién no apuesta no gana, pero en esta ocasión, los productos aparecidos simplemente no fueron del gusto del público, y no sirvieron exactamente a los usos para los que fueron concebidos.

Nadie es perfecto, y la tecnología tampoco. Y aquí hay una muestra de sus imperfecciones:

  • Códigos QR: Se suponía que los códigos QR eran una maravilla tecnológica que revolucionaría la forma en que las empresas comercializaban a los consumidores. Por desgracia, el inconveniente y el requisito de conectividad a Internet hicieron que el proceso fuera demasiado difícil. Pueden estar en todas partes, pero pocos realmente los usan.
  • BlackBerry: Durante un tiempo, la Blackberry fue el teléfono inteligente más destacado en el mercado. Pero la mayoría de las personas que los usaron eran empresarios. Una vez que salió el iPhone y atrajo a los consumidores promedio, la Blackberry de repente parecía una pieza de tecnología antigua. Al no anticipar el cambio en el mercado, Blackberry cayó como una losa.
  • MapQuest: MapQuest comenzó como uno de los principales mapas de navegación de Internet, pero con el tiempo Google Maps lo empequeñeció en todos los sentidos, incluido el rendimiento, la API y la cobertura.
  • AOL: America-On-Line, o AOL, fue el mayor proveedor de servicios de Internet en los Estados Unidos. El éxito de la compañía la convirtió en un gigante corporativo, pero su fusión con Time Warner y la incapacidad de mantenerse al día con la tecnología de banda ancha llevaron a su desaparición.
  • Napster: No se puede discutir que Napster revolucionó por completo la industria de la música, convirtiendo los Mp3 en una forma popular de escuchar música. En ese sentido, fue exitoso. Sin embargo, como tecnología de mantenimiento prolongado, falló más rápido que la mayoría, llegó a la escena en 1999 y finalmente se cerró en 2001. En lugar de ofrecer legítimamente un servicio de música como lo hizo iTunes más tarde, simplemente creó un negocio en torno a la piratería.
  • Samsung Galaxy Note 7: Hoy, lo último que alguien espera cuando usa una tableta o teléfono inteligente es que se incendie o explote. Por desgracia para Samsung, y el pobre usuario de su Samsung Galaxy Note 7, hizo exactamente eso. A medida que los informes sobre este modelo hablaban de incendios espontáneos hasta quedar casi en el chasis, Samsung originalmente culpó a la batería. Pero, incluso cuando intentaron solucionar ese problema, todavía seguía quemándose. Resulta que sus problemas extremos de diseño fueron los principales culpables. 

La nueva tecnología inteligente para el hogar

Una vez que pruebas estos dispositivos inteligentes para el hogar, te preguntas cómo has podido vivir sin ellos. Durante muchos años, las películas de ciencia ficción nos han dado promesas vacías de hogares inteligentes y robots que hacen nuestras tareas por nosotros; y, al parecer, ese futuro ya está aquí, con todos estos nuevos inventos que nos hacen la vida más fácil.

¿Reconoces algunos de estos dispositivos, los tienes ya en casa? Demos un repaso a algunos de los más populares:

  • Amazon Alexa: Amazon claramente se ha apoderado del mundo, pero ninguno de nosotros se queja. Alexa es quizás el dispositivo de Inteligencia Artificial más eficaz hasta la fecha, y ha empujado al mundo a todo lo que los escritores de ciencia ficción soñaron hace tanto tiempo!
  • Google Assistant: El Asistente de Google te permite ahorrar un poco de tiempo a través de una gran cantidad de comodidad. Puede hacer mucho más que enviar mensajes de texto rápidos o llamadas telefónicas: también puede encontrar tu teléfono, hacer pedidos de comida e incluso configurar la temperatura de tu hogar con otros dispositivos compatibles.
  • iRobot Roomba 980: Capaz de limpiar pisos de madera dura, alfombras y otras superficies duras, este Roomba se conecta a sus dispositivos inteligentes y mapea completamente su casa o apartamento, asegurando los máximos resultados.
  • Wink Hub 2: Sin estar conectado a una compañía específica, Wink Hub 2 es el paquete de inicio perfecto para crear un Smart Home. Funciona a la perfección con otros productos inteligentes y reúne todo para una gran casa.
  • Iluminación inteligente Hue: Esta iluminación se combina fantásticamente con Alexa y otros dispositivos inteligentes. ¡Establece instantáneamente el estado de ánimo que buscas a través de luces de colores, brillo e intensidad que se pueden controlar con el sonido de tu propia voz.
  • Nest Hello Ring: El timbre fue inventado en 1817, ¿lo sabías? ¡Eso significa que ha cumplido ya más de 200 años! El timbre Nest Hello Ring se instala fácilmente y se compenetra con los timbres existentes; cuando alguien lo toque, sonará el timbre estándar en toda tu casa, así como notificaciones en tu teléfono y en tu smart watch, si lo tienes. Pero se pone mejor: en realidad puedes ver quién está afuera de tu casa con una cámara que muestra una excelente calidad.
  • Horno Brava: El horno Brava es el primer horno que cocina con luz infrarroja, en lugar de los métodos de calentamiento tradicionales. ¡Este horno tiene la capacidad de alcanzar 500 grados en segundos y cocinar comidas completas a la perfección!

El progreso que vino del pasado

La sociedad ha avanzado una barbaridad en el último par de siglos, y al hombre moderno le encanta jactarse de haber sido el creador de los más importantes inventos que han cambiado el curso de la actualidad. Bien, no le falta razón, los últimos años la tecnología ha avanzado a pasos de gigante, trayendo a nuestras vidas artilugios que nos las han hecho más fáciles y cómodas, y que nuestros antepasados más cercanos no podían imaginar ni de lejos que llegaran a hacerse realidad.

Pero, ¿sabes que muchas de esas ideas se produjeron en la antigüedad, y que en realidad los inventores modernos no han hecho más que desarrollarlas? Sigue leyendo y descubrirás algunos datos interesantes:

  • La plomería: Esta tecnología que sigue usándose en nuestros días es la que hizo posible uno de los signos que consideramos como civilización: el agua corriente.
  • La escritura: Parece algo trivial, pero los hombres de las cavernas que pintaban cosas en las paredes llevó a los jeroglíficos, que dieron lugar al papiro, a los manuscritos, a la imprenta… hasta lo que lees ahora mismo.
  • Los cordones de los zapatos: Podemos volar al espacio exterior, pero después de 3.000 años, todavía sujetamos pedazos de cuero a nuestros pies con una cuerda. 
  • El cuentakilómetros: Esto puede sorprenderte, pero los odómetros remontan su historia hasta los griegos y romanos.
  • La rueda: En los últimos 3.000 años, este invento todavía no ha pasado de moda.
  • Los relojes: Damos por sentado el concepto de contar el tiempo, pero nuestros antepasados ​​lo han estado haciendo desde tiempos inmemoriales. La principal diferencia es que tuvieron que ellos usaron el sol;  nosotros, solo tenemos que mirar nuestro teléfono.
  • La polea: Además de la fuerza bruta, la polea sigue siendo una de las mejores y más baratas técnicas que tenemos para levantar cosas pesadas.
  • El hormigón: En el pasado, se conocía como opus caementicium, e hizo posible uno de los imperios más grandes del mundo (el Imperio Romano, evidentemente).
  • La palanca: Sin el apalancamiento mecánico, el mundo tal como lo conocemos hoy sería posiblemente imposible. Dato interesante sobre esta tecnología: fueron los monos los que descubrieron este hecho cuando comenzaron a usar herramientas para abrir cosas.
  • Las rampas: Probablemente los tomes por sentado hoy, pero al igual que la rueda, los planos inclinados fueron un gran invento cuando aparecieron por primera vez. Hicieron posibles cosas como Stonehenge y las Pirámides .
  • Los mapas y la cartografía: Aunque hoy usamos satélites, desde que los humanos vagaron lo suficiente como para perder de vista su hogar, hemos estado haciendo mapas.