Pifias de la tecnología moderna

En los últimos treinta años, la nueva tecnología nos ha traído nuevos productos increíbles. El ritmo vertiginoso de la innovación obligó a muchas empresas tecnológicas a asumir grandes riesgos; algunas veces, estas ideas se adelantaron a su tiempo, y la gente simplemente no estaba preparada para ello. Dicen que quién no apuesta no gana, pero en esta ocasión, los productos aparecidos simplemente no fueron del gusto del público, y no sirvieron exactamente a los usos para los que fueron concebidos.

Nadie es perfecto, y la tecnología tampoco. Y aquí hay una muestra de sus imperfecciones:

  • Códigos QR: Se suponía que los códigos QR eran una maravilla tecnológica que revolucionaría la forma en que las empresas comercializaban a los consumidores. Por desgracia, el inconveniente y el requisito de conectividad a Internet hicieron que el proceso fuera demasiado difícil. Pueden estar en todas partes, pero pocos realmente los usan.
  • BlackBerry: Durante un tiempo, la Blackberry fue el teléfono inteligente más destacado en el mercado. Pero la mayoría de las personas que los usaron eran empresarios. Una vez que salió el iPhone y atrajo a los consumidores promedio, la Blackberry de repente parecía una pieza de tecnología antigua. Al no anticipar el cambio en el mercado, Blackberry cayó como una losa.
  • MapQuest: MapQuest comenzó como uno de los principales mapas de navegación de Internet, pero con el tiempo Google Maps lo empequeñeció en todos los sentidos, incluido el rendimiento, la API y la cobertura.
  • AOL: America-On-Line, o AOL, fue el mayor proveedor de servicios de Internet en los Estados Unidos. El éxito de la compañía la convirtió en un gigante corporativo, pero su fusión con Time Warner y la incapacidad de mantenerse al día con la tecnología de banda ancha llevaron a su desaparición.
  • Napster: No se puede discutir que Napster revolucionó por completo la industria de la música, convirtiendo los Mp3 en una forma popular de escuchar música. En ese sentido, fue exitoso. Sin embargo, como tecnología de mantenimiento prolongado, falló más rápido que la mayoría, llegó a la escena en 1999 y finalmente se cerró en 2001. En lugar de ofrecer legítimamente un servicio de música como lo hizo iTunes más tarde, simplemente creó un negocio en torno a la piratería.
  • Samsung Galaxy Note 7: Hoy, lo último que alguien espera cuando usa una tableta o teléfono inteligente es que se incendie o explote. Por desgracia para Samsung, y el pobre usuario de su Samsung Galaxy Note 7, hizo exactamente eso. A medida que los informes sobre este modelo hablaban de incendios espontáneos hasta quedar casi en el chasis, Samsung originalmente culpó a la batería. Pero, incluso cuando intentaron solucionar ese problema, todavía seguía quemándose. Resulta que sus problemas extremos de diseño fueron los principales culpables. 

Leave a Reply